Contraseñas y autorización de operaciones

El Cliente es el único responsable de resguardar la contraseña que generará para operar y hacer uso de la Plataforma RappiPay durante el proceso de contratación de los servicios ofrecidos por RappiPay y deberá mantener el control exclusivo de la referida contraseña.

RappiPay no es responsable del uso indebido o erróneo que haga el Cliente de su contraseña.

El Cliente no comunicará ni revelará su contraseña ni los códigos recibidos por parte de RappiPay a persona alguna. En caso de compartir su contraseña o los códigos a un tercero, el uso que haga dicho tercero de los mismos será considerado como utilizado por el propio Cliente y correrá bajo su propia responsabilidad.

RappiPay ni ninguno de sus funcionarios o representantes pedirá al Cliente compartir o revelar su contraseña o códigos en ninguno de sus procesos de operación.

El Cliente podrá modificar su contraseña en cualquier momento así como reestablecer la misma, para lo cual RappiPay utilizará procesos de seguridad y de verificación de identidad.

RappiPay genera tokens únicos y dinámicos (conocidos como softoken) como segundo factor de autenticación para validar algunos de los movimientos y transacciones dentro de la Plataforma RappiPay.

En caso de cambios de dispositivos a través de los cuales el Cliente acceda a la Plataforma RappiPay, RappiPay podrá pedir al Cliente realizar procesos para verificar su identidad.

El Cliente ejercerá el control de su contraseña y mediante ésta podrá aprobar operaciones a través de la Plataforma RappiPay.